No caigas por inocente cuando se trata de las finanzas matrimoniales.

By abril 1, 2019 febrero 4th, 2020 Presupuesto

No caigas por inocente cuando se trata de las finanzas matrimoniales.

Nada es más triste y estresante en la vida de una persona que la disolución de un matrimonio. Hay muchísimas razones por las que un matrimonio no dura. Según Marriage.com, las diez principales causas de divorcio van desde la falta de comunicación hasta la falta de intimidad. Las dos primeras causas son el dinero y la infidelidad. Algo que es particularmente destructivo es cuando la infidelidad es financiera. Las parejas deben tratar el tema de la honestidad financiera en su relación y estar conscientes de qué recursos tienen a su disposición si son víctimas de un “engaño” financiero.

No se trata de las otras mujeres, sino de la otra factura oculta que no puedo pagar

En la época en que trabajé como Analista financiera certificada especializada en divorcios (CDFA, por sus siglas en inglés) no había nada más desalentador que trabajar con clientes que habían descubierto que la situación financiera en la que pensaban que estaba su matrimonio era un espejismo. Esto no solo acababa con la confianza y la fe en su pareja, sino que también las despojaba de repente de la sólida base financiera que creían tener. El artículo How to deal with a lying spouse -Financial Infidelity in a Marriage [Cómo lidiar con un cónyuge mentiroso: la infidelidad financiera en un matrimonio] de MoneyMangement.com, describe diferentes tipos de infidelidad financiera, como deudas y gastos secretos, mentiras acerca de los ingresos y el ocultamiento de cuentas y activos. En una encuesta realizada en 2016 por el National Endowment for Financial Education (Fondo Nacional para la Educación Financiera o NEFE, por sus siglas en inglés), dos de cada cinco personas encuestadas admitieron haber ocultado información sobre sus finanzas a sus cónyuges.

Ir de compras – una forma de terapia o un tipo de adicción

Para muchas personas, las compras pueden ser una forma de terapia al por menor. Un día de salir a las tiendas con las amigas o de gastar dinero en el equipo más reciente para tu pasatiempo favorito puede resultar relajante para la mayoría. Sin embargo, para aquellas que están gastando dinero, la alegría de una compra puede convertirse en una pesadilla en el futuro. El NEFE también informa que el 22% de los encuestados admite que ha ocultado compras a su pareja. Según CreditCard.com, 12 millones de estadounidenses ocultan una tarjeta de crédito de su cónyuge. Además, hay un número importante de cónyuges que no han sido completamente honestos acerca de las deudas por préstamos estudiantiles que aportaron al matrimonio.

Lo que es mío es nuestro, pero solo de lo que te digo que tengo.

Mientras trabajaba como analista financiera y ayudaba a las clientes que de repente se quedaban solteras, siempre me sorprendía la cantidad de mis clientes que no tenían idea de cuál era el ingreso anual de su pareja. Estas clientes desconocían las fuentes de ingresos de su familia, a menudo se desconcertaban cuando intentaban averiguar cómo mantener una familia en caso de que su pareja no pudiera hacerlo. SafeHome.com realizó una encuesta que arrojó como resultado que el 15% de las mujeres admitieron que le mintieron a su cónyuge sobre sus ingresos, en comparación con el 13% de los hombres que dijeron que hicieron lo mismo. El engaño incluía decir que ganaban menos de la cantidad real o exagerar sus ingresos. Este tipo de infidelidad se complica aún más cuando tu cónyuge tiene una cuenta oculta en la que deposita sus ingresos secretos. De nuevo, CreditCard.com informa que el 23% de los encuestados admitió tener cuentas secretas.

Puedes mentirle a todo el mundo menos a los recaudadores de impuestos

Un consejo que a menudo les doy a mis clientes es que lean sus declaraciones de impuestos. Muchas clientes admitían que solo una persona en el matrimonio era generalmente la responsable de preparar los documentos de impuestos de la familia. Si bien en la mayoría de los matrimonios esta división del trabajo es muy común, una cosa que también es cierta es que la responsabilidad de esas declaraciones no se puede dividir. El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) actuará en contra de ambas partes en el matrimonio, aunque ahora ya estén divorciados, al cobrar impuestos y multas. Los estatutos impositivos del IRS no permiten que un decreto de divorcio niegue a una de las partes las sanciones fiscales resultantes de una declaración conjunta. Lamentablemente, cuando en un matrimonio ha habido infidelidad financiera, muchas veces ese mismo comportamiento puede repetirse en la declaración de impuestos. Afortunadamente, existen varias formas de recursos para los cónyuges que se enfrentan a una auditoría, después de descubrir que la confianza ciega de firmar esos documentos les ha generado una carga impositiva inesperada. La ayuda se presenta a través del formulario federal 8857 del IRS o solicitud de desagravio para cónyuges inocentes. De acuerdo con el New York Times, el IRS estima que aproximadamente 32 000 casos se presentan anualmente en busca de este tipo de consideración, de los cuales al 22% se les otorga una revisión. El NYT también afirma que recientemente ha habido un cambio para revisar una mayor cantidad de estos casos, ya que el IRS aumentó los examinadores en su nómina, de 80 a 100.

La infidelidad financiera puede tener un costo enorme en un matrimonio. Una encuesta realizada por CreditCard.com en 2018 indicó que el 31% de los encuestados consideraba que esto era peor para su matrimonio que una aventura amorosa. Muchas veces, es solo un síntoma de un problema más grande que hay detrás. Recomiendo a mis clientes que conversen sobre el tema de las deudas y finanzas antes de casarse o incluso antes de convivir. Además, las parejas deben compartir la responsabilidad del pago de las facturas y la planificación financiera. En el caso de un accidente o una situación médica potencialmente mortal, cada cónyuge debe conocer todas las cuentas y las deudas pendientes. Las parejas descubrirán que con transparencia y comunicación pueden evitarse la angustia frente al cajero del banco.

 

Leave a Reply