Por Amor y Dinero:

By febrero 26, 2019 febrero 4th, 2020 Presupuesto

Por Amor y Dinero:

Para muchas parejas, el mes de febrero no solo significa un momento para celebrar la presencia de ese ser especial en tu vida, sino también un momento de mucho estrés por encontrar ese regalo especial que represente tu amor. Tener que elegir el regalo perfecto y planificar a la vez la noche perfecta es suficiente para que incluso la persona más sensata entre en pánico. Pero, con algo de planificación y creatividad, la celebración puede ser mágica.

El Día de San Valentín es un gran día de ventas para la mayoría de los centros comerciales. Todo lo que hay que hacer es caminar por tu centro comercial local y ver la multitud de corazones rojos y artículos que le encantarían a tu media naranja. El año pasado, la Federación Nacional de Tiendas Minoristas (NRF, por sus siglas en inglés) estimó que cada estadounidense gastaría en promedio 143,56 dólares en esta celebración. Informaron que las tres principales categorías de gasto eran las joyas, las salidas nocturnas y las flores.

Todas las expectativas creadas alrededor de una velada mágica con tu amorcito han hecho que muchos se estresen por el hecho de financiar el día. La presión de tener que crear algo inolvidable, que en algunos casos supere los eventos de los años anteriores, puede ser abrumadora. Dado que el dinero y las deudas tienden a ser una de las principales causas de divorcio en los Estados Unidos, el Día de San Valentín podría ser un excelente momento para que las parejas exploren cómo cada uno administra y gasta el dinero, especialmente si están pensando en casarse.

Las parejas que han estado saliendo durante mucho tiempo deberían sentarse y planear juntos la celebración. Este puede ser un buen momento para establecer un presupuesto y ver cómo le va a cada uno limitándose a él. Es también un buen momento para pensar creativamente en cómo preparar una noche mágica sin exceder las limitaciones presupuestarias. Aprovecha este momento para observar cómo maneja tu pareja el hecho de tener límites de gastos y cómo reacciona ante la situación de tener una celebración más sencilla que la de otros.

Si definitivamente deseas hacer algo extravagante, entonces considera establecer un plan de ahorros con unos meses de antelación. La planificación te permite estimar los gastos y contabilizar esos gastos en tu presupuesto para el año. Al planearlo con meses de anticipación, puedes relajarte y disfrutar sin la molesta preocupación de tener que endeudarte.

El Día de San Valentín debería ser un día especial para todos los enamorados. Recuerda que al final del día, aquellas parejas que realmente se quieren no necesitan extravagancias impagables que finalmente lo que causarán son preocupaciones. Recuerda el gran éxito de los Beatles y no olvides que “Todo lo que necesitas es amor”.

Leave a Reply